viernes, 21 de octubre de 2011

Républica Andaluza...Hubo y duraron más que la española o inglesa.


LAS REPÚBLICAS ANDALUZAS



Un aspecto curioso y poco conocido de la historia de los andaluces es la existencia de varias repúblicas andaluzas tanto dentro como fuera de Andalucía.

LA REPUBLICA ANDALUZA DE CRETA.

La primera, por la cronología, es la que fundaron los andaluces “arrabaleros” en la isla de Creta y que duró casi siglo y medio. Según cuenta Isidro de las Cagigas en su libro “Los mozárabes”, pág. 189 y ss.

En el año 814 se produjo una gran rebelión de la población cordobesa de los arrabales contra el emir Al-Hakam a causa de la gran hambruna de aquel año. Aunque I. de las Cagigas quiere ver motivos religiosos en esta revuelta, lo cierto es que en ella participaron tanto cristianos como judíos o musulmanes, como él mismo indica. El emir consiguió aplastar violentamente esta sublevación lo que produjo un gran éxodo de cordobeses. Unos se exiliaron al Magreb, en concreto un grupo numeroso pobló uno de los dos grandes barrios de la ciudad de Fez. Otras ciudades como Azammur, Agiga, Walili, recibieron también aportaciones más o menos importantes del arrabal cordobés de Sacunda. pero el grupo más nutrido, unos 15.000 según I. de las Cagigas, desembarcó en Egipto y, a mano armada, se apoderó y se mantuvo en Alejandría algo más de tres años. El gobernador egipcio pudo llegar a un acuerdo con los cordobeses para que se marcharan facilitándoles dinero y barcos, y entonces se dirigieron a la isla de Creta a la que conquistaron tras largas luchas y establecieron la república andaluza de Creta hasta que el emperador bizantino Nicéforo Focas derrotó al emir andaluz de Creta en 962 acabando con esta república andaluza, e integrándola en el imperio bizantino. Incluso el propio hijo del último gobernante andaluz pasó al servicio del emperador. (Isidro de las Cagigas. “los mozárabes”)

LA REPUBLICA DE PECHINA.

En el año 884 un numeroso grupo de marineros almerienses fundaron la república independiente de Pechina hasta que Abderramán III consiguió someterla al dominio de Córdoba. Esta república se ha catalogado de “marinera” porque muchos de sus habitantes vivían del mar y de la exportación de sus manufacturas a través del puerto. Sus actividades por el mediterráneo les llevó a fundar la ciudad de Orán en 902, además de establecer colonias andaluzas en Bona, Bugía y Marcha al-Duchach. (Morales Belda, “la marina de al-Andalus”).

LA REPUBLICA DE CORDOBA.

La tercera república andaluza por su cronología es la República de Córdoba (1031-1070) que se produjo tras la disolución del califato y la elección de Abu-l-Hazm ibn yahwar como gobernante del taifas de Córdoba. Fue una república electiva y gobernaba de acuerdo con los visires y con el consentimiento del senado para las decisiones importantes. (actas del I congreso de Hª de Andalucía,).

LA REPUBLICA ANDALUZA DE RABAT.

Con las expulsión de los moriscos de España en 1610 llegaron a la ciudad de Salé , en Marruecos, unos 3.000 moriscos que tenían la particularidad de que la mayoría eran del pueblo de Hornachos ( Badajoz). Se instalaron en una fortaleza en ruinas (un ribat) que había junto a la ciudad y desde allí se dedicaron a la piratería contra la España que los había expulsado. A esta ciudad fueron llegando otros moriscos andaluces alcanzando pronto los 10.000 habitantes. En 1627, fortalecidos económica y militarmente decidieron independizarse del sultanato marroquí y proclamaron la República andaluza de Rabat. Esta pequeña república sobrevivió a multitud de dificultades hasta que en 1666 fue anexionada por Marruecos, después incluso de pactar con Felipe IV la vuelta a España a cambio de la entrega de la ciudad. Durante bastante tiempo después, como explica el historiador Guillermo Gonzalbes Bustos “siguieron apareciendo gobernadores andaluces de la Kasbah como Merino, Squerdo y Pantoja, formando los andaluces una especie de aristocracia urbana” que aún perdura. La ciudad de Rabat ha terminado siendo la capital de Marruecos. (Especial Cambio-16 del 92 dedicado a Boabdil).

Paco Albadulí/Identidad Andaluza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada